Home > Apoyo > Una nueva era para el ajedrez, por Friðrik Ólafsson

Una nueva era para el ajedrez, por Friðrik Ólafsson

olafssonf_cbGarry Kasparov, ex-Campeón del Mundo y uno de los más grandes jugadores de todos los tiempos, está buscando ser elegido como el siguiente Presidente de la FIDE. Con su ilustre bagaje y su profundo conocimiento del mundo del ajedrez, él es la elección ideal para la Presidencia. Bajo su dirigencia se ha unido un fuerte grupo de devotos del ajedrez, un equipo que significa la capacidad para mover cosas y llevar a cabo los cambios necesarios para reforzar y dar a la FIDE el status del cuerpo supremo del ajedrez mundial.

 

Kasparov y su equipo visualizan en sus programas una nueva era para el ajedrez reorganizando la FIDE como una organización de deportes internacional y moderna.

 
Su énfasis radica en un enfoque de marketing profesional; aumentar los ingresos a través del patrocinio comercial. En otras palabras, para hacer que el ajedrez y la marca de la FIDE sea atractivos para cooperar y patrocinar públicamente. Kasparov: “Mi equipo y yo vamos a revitalizar la FIDE con un enfoque en servir las federaciones nacionales y elevar el perfil comercial de ajedrez en todo el mundo”.

Kasparov subraya el inmenso poder de ajedrez en la educación y el papel potencial de la FIDE en la promoción y el establecimiento de programas de ajedrez-en-educación. La experiencia de la Fundación Kasparov de Ajedrez ha demostrado el entusiasmo por estos programas en todo el mundo. Su experiencia será al servicio de la FIDE para el beneficio de la comunidad internacional de ajedrez.

Como ex presidente de la FIDE encuentro el programa presentado por Kasparov y su equipo muy bien definido y comprensible, y estoy seguro de que los delegados se sentirán de la misma manera cuando se han familiarizado con su contenido.

Después de todo, lo que importa es “la colocación de los intereses de ajedrez mudnial por encima de todos los demás intereses que pudieren surgir sin importar los problemas y sean cuales sean las circunstancias, ya sea en el marco de la FIDE o fuera de ella.”

Estas fueron las palabras exactas del legendario Gran Maestro yugoslavo Svetozar Gligoric cuando era candidato a la presidencia de la FIDE en Buenos Aires en 1978. Los otros contendientes fueron Narciso Rabell Méndez, Puerto Rico y el suscrito. Siempre admiré a Gligoric por su franqueza en esta ocasión, sobre todo si se tiene en cuenta que ¡éste se encontraba en medio de la guerra fría!

Garry Kasparov no necesita la fama o la fortuna y se preocupa profundamente por el juego de ajedrez así como de sus practicantes y simpatizantes en todo el mundo. Espero que él tenga la oportunidad que tuve de trabajar para el mundo del ajedrez fuera del tablero, como el presidente de la FIDE.

Friðrik Ólafsson
Ex-Presidente de la FIDE

REYKJAVÍK, 31 de julio del 2014